9 de mayo: “Muchas cosas me quedan por deciros” (Jn 16,12-15)

Señor Jesús…
sabemos que quedan muchas cosas por decirnos.
De hecho, a menudo penamos que te has olvidado de nosotros,
que te hablamos y nada respondes,
que nuestra oración continua queda continuamente
en algún lugar sin ser escuchada…
sabemos que hay muchas cosas que has de decirnos
y que para ello debemos pedir tu Espíritu
para que nos abra la mente y el corazón,
purifique nuestras intenciones,
rectifique nuestras inercias
y ensanche nuestra capacidad de confiar en ti.

Por eso hoy, Señor Jesús, te decimos…

Envía tu Espíritu para que sepamos acompañar
a nuestros familiares y amigos enfermos.
Envía tu Espíritu para que nuestro corazón
se apasione por lo que verdaderamente merece la pena.
Envía tu Espíritu para que aprendamos a leer tu Palabra
y a escuchar lo que en ella nos dices.
Envía tu Espíritu para que aprendamos a orar,
para que disfrutemos de tu presencia y amistad,
para que tus tiempos sean cada vez más los nuestros.
Envía tu Espíritu para que descubramos tu modo de proceder y lo sigamos,
para que no busquemos lo inmediato
sino que crezca en nosotros la capacidad de asombro,
la capacidad de reconocerte allí donde no te esperamos.
Envía tu Espíritu para que acojamos
y valoremos lo diverso como una riqueza,
lo distinto como una oportunidad de caminar y crecer juntos.
Envía tu Espíritu para que nos provoque,
nos interpele y nos renueve por dentro y por fuera.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias