12 de enero 2017: “Si quieres, puedes limpiarme” (Mc 1,40-45)

 

Jesús,
tú que tienes la autoridad y el poder
necesario y suficiente para sanar,
para curar, para liberar de la esclavitud de la enfermedad,
de la exclusión, del dolor,
de lo médicamente incurable…
no te olvides de nosotros.

Jesús,
¡hay tanta gente a nuestro alrededor
que necesita ser curada, ser sanada, ser limpiada!
Te pedimos que nos hagas instrumentos tuyos en esa tarea.
Que nos limpies por dentro,
que nos sanes y que por medio nuestro
sanes a los que nos rodean.
Así sea

 oscar.alonso © oracionesdiarias