26 de junio: «Quiero, queda limpio» (Mt 8,1-4)

Señor Jesús, también nosotros nos reconocemos necesitados de tu perdón, de tu misericordia y de que nos sanes. Tenemos el corazón con algunas fisuras, con cosas pendientes, con heridas que aún duelen un poco… sánanos tú.

Señor Jesús, de nuestras incoherencias, de nuestra falta de autenticidad, de nuestras cegueras, de nuestras exclusiones, de nuestras superficialidades, de nuestro egoísmo y de nuestra indiferencia… sábados tú.

Señor Jesús, al final de esta semana, reconocemos que nos equivocamos, que no llegamos a todo, que a veces faltamos a la caridad, que nos cuesta reconocernos imperfectos y necesitados de ti. Por todo ello… sánanos tú.

Señor Jesús, dinos también a nosotros «quedad limpios». Prometemos seguir caminando y contar contigo. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC