13 de mayo: «Sin mí no podéis hacer nada» (Jn 15,1-8)

Señor Jesús, que sí, que sin ti no podemos hacer nada, lo sabemos. ¿O quizás no? La teoría la conocemos todos pero a la hora de la verdad, en tiempos de tribulación e incertidumbre, en tiempos de confusión y desconcierto, en tiempos de desconfianza y de deseo imparable de salir de esta situación… reconozco que me veo desbordado y que no siempre vivo lo que sé, reconozco que no siempre recuerdo que sin ti es difícil vivir plenamente y ser verdaderamente felices.

Señor Jesús, si sin ti no podemos hacer nada… danos la fe necesaria para buscar tu rostro, para gustar internamente tu presencia, para descubrir en profundidad que contigo todo es más fácil, más llevadero; que contigo todo adquiere otro sentido, que junto a ti todo se ve de otro modo y desde otro lugar.

Señor Jesús, otro día más las noticias nos saludan con cifras que hacen daño, que duelen, que nos trasladan al sufrimiento de tanta gente que fallece y que queda desolada porque los suyos se van. Ayúdanos a buscar en ti la compañía que necesitamos, la palabra que nos guíe, la esperanza que no nos deje huérfanos y apagados para siempre.

Señor Jesús, sin ti no podemos hacer nada. Concédenos el don de vivir esta jornada desde ti y que cuanto hagamos lleve tu nombre, tus modos y tu luz. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC