24 de abril: «Decid a la gente que se siente en el suelo. Había mucha hierba en aquel sitio» (Jn 6,1-15)

Señor Jesús, buen Jesús, después de tantos años de amistad, de intentar serte fiel, con lo que tengo, como me han enseñado, como he podido en cada circunstancia… después de tantas aventuras juntos, de tantas anécdotas, de tantas oportunidades, de tanto bien recibido, después de tanto, tienes la capacidad incomparable de sorprenderme.

Señor Jesús, en el Evangelio de hoy, dice el evangelista Juan: «Decid a la gente que se siente en el suelo. Había mucha hierba en aquel sitio». ¡Qué detalle tan bonito! Tú siempre atento a los otros, acompañando situaciones, facilitando la vida de la gente, haciendo que todo sea siempre más fácil a tu lado. Por eso hoy nuestra oración es de, agradecimiento… queremos tener tu misma sensibilidad, llegar a vivir a tu modo, ver más allá de lo que los demás alcanzan a ver.

Señor Jesús, gracias por acompañarnos en estos momentos de tanta incertidumbre y de tanta desconfianza. Gracias por seguir siendo luz en nuestra vida, por querernos como somos y como somos seguir confiando en nuestra capacidad de amar y servir. Gracias por mostrarnos que el Evangelio se vive desde la alegría y desde la alegría que sugiere todo es posible para nosotros.

Señor Jesús, también nosotros queremos y necesitamos que estés atento de nosotros y nos acompañes en esta jornada y siempre. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC