13 de enero – Jesús, quédate hoy en mi casa (Mc 1,14-20)

Jesús, hermano mío,
tú que pasabas, veías y llamabas,
tú que sigues pasando, viendo y llamando,
pasa por mi vida, mírame y llámame.

Necesito que me digas, una y otra vez,
eso de que el Reino de Dios está cerca.

Toca mi corazón
y hazme sensible y disponible,
sencillo y atrevido
para convertirme de verdad y creer en tu Evangelio.

Simón, Andrés, Santiago, Juan… ¡yo!
Aquí estoy, pasa hoy por mi lado, mírame y llámame.
Insiste ¡ya sabes que a veces ando demasiado ocupado en mis cosas!

Jesús, hermano mío,
tu que pasas, ves y llamas,
quédate hoy en mi casa. Amén