13 de noviembre – “El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará” (Lc 17,26-37)

Señor, perder la vida entregándola ¡eso quiero! Entregarme a los demás porque sí, porque siento que puedo, debo y quiero hacerlo. Ser para los demás, entregarme sin reparos ni condiciones a lo que tú me sugieras en cada momento.

Señor, ¿qué gano yo sí me guardo a buen recaudo la vida, si la aseguro, si la lleno de normas y prohibiciones para que nadie me la quite, para que no la pierda?

Señor, ¡pero si la vida no es mía! ¡Si me la has regalado y me llevas tatuado en la palma de tu mano! ¡Si en ti todo es donación, servicio, cercanía y amor del de verdad!

Señor, te pido que me hagas una persona entregada, disponible, embarrada en la realidad, sin miedo al compromiso y a las sorpresas que pueda darme el perder la vida… sé que sólo así la recobraré y la gozaré como nunca antes.

Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias