13 de noviembre – “El reino de Dios no vendrá espectacularmente; el reino de Dios está dentro de vosotros” (Lc 17,20-25)

Señor, ¡qué buena noticia tu Palabra de hoy!
Qué bien suena eso de que el reino de Dios está dentro de nosotros.

El reino de Dios está dentro de nosotros
cuando sentimos en lo más profundo de nuestro corazón
que Dios nos quiere con locura, sin condiciones,
sin razones, sin contrapartidas;
cuando la vida de los que nos rodean es más plena,
más completa, más feliz… y en ello algo tenemos que ver nosotros;
cuando el mundo en el que vivimos es respetado,
salvaguardado, contemplado y embellecido…
gracias también a nuestro compromiso activo con él.

El reino de Dios está dentro de nosotros
cuando la gente se quiere más, se ama más,
se respeta más, se cuida más…
y nosotros acompañamos esos momentos;
cuando existen muchas más razones para la vida,
la alegría y la esperanza…
y nosotros contribuimos a ello;
cuando somos capaces de comprometernos sin seguros… confiados en ti;
cuando somos capaces de vivir agradecidos
y reconociendo lo agraciados que somos…
sabiendo que todo procede de ti.

El reino de Dios está dentro de nosotros
cuando los errores forman parte del aprendizaje…
y nosotros vivimos perdonados;
cuando la salud y la enfermedad
hacen crecer y sanan la vida de la gente…
y nosotros oramos sin descanso;
cuando hay más luz, más belleza, más justicia…
y nosotros intentamos ser mujeres y hombres justos y buenos…

Señor, ¡qué buena noticia tu Palabra de hoy!
Qué bien suena eso de que el reino de Dios
está dentro de nosotros
y de que no vendrá espectacularmente:
Gracias, un día más por convocarme
a la tarea de construir ese reino,
de vivir esa vida que nos propones,
de ser y hacer a la gente más feliz. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias