13 de octubre – “Dad limosna de lo de dentro” (Lc 11,37-41)

Señor,
¡es tan fácil cuando se tiene dar de lo que hay,
de lo que sobra,
de lo que apenas cuesta desprenderse
porque a pesar de darlo queda tanto más!

Señor, dar de lo de fuera es fácil y difícil:
fácil porque quizás no comprometa realmente mi vida,
ni mis entrañas, ni mis opciones fundamentales.
Fácil porque desde la emoción
¡quién no realiza gestos y acciones extraordinarias!
Y difícil porque quizás uno ofrece un poco de lo poco que tiene,
un poco de lo que tanto cuesta recoger,
un poco de la nada que le queda en las manos
después de dar de comer a los suyos
y de pagar los gastos de todo cuanto se requiere
para vivir con dignidad.

Señor,
en mi oración de hoy te pido
que me des la fe y la fortaleza necesarias
no sólo para dar cosas a los otros sino para darme,
para repartirme,
para olvidar las matemáticas por una vez
y vivir en ese modo tuyo
en el que todo se divide para multiplicarse
y se suma cuando se resta
de lo superfluo y pasajero.

Señor,
en esta oración te pido:
hazme darme desde dentro.
Descéntrame, hazme útil,
hazme servidor, hazme ofrenda permanente.
Hazme limosna para el que busca,
agua para el que tiene sed
y morada para el que anda
falto de hogar y de amor. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias