18 de diciembre: “Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, que significa Dios salva” (Mt 1, 18-24)

Señor Jesús,
de todas nuestras huidas hacia adelante ¡sálvanos!
De todas nuestras miradas justificadoras,
de todas nuestras murmuraciones,
de todas nuestras etiquetas para con los otros ¡sálvanos!
De todas nuestras heridas mal sanadas,
de todas nuestras miserias y debilidades,
de todos nuestros fallos y errores involuntarios ¡sálvanos!

Señor Jesús,
de toda nuestra hipocresía para con los más necesitados,
de todas nuestras cegueras,
esas que hacen que los demás desaparezcan, ¡sálvanos!
De todas nuestras indolencias y pasividades,
de todas nuestras indiferencias cómplices ¡sálvanos!

Señor Jesús,
de toda nuestra ansia por tener,
por ganar, por ser más que los demás ¡sálvanos!
De todas nuestras flaquezas,
de todos nuestros fracasos,
de todos nuestros escondites ¡sálvanos!

¡Ven pronto, Señor! ¡Ven a salvar a tu pueblo!
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias