14 de mayo: “Esto os mando: que os améis unos a otros” (Jn 15,9-17)

Señor Jesús,
al iniciar este nuevo día,
lo primero que quiero hacer hoy es decirte “gracias”.
Gracias por este nuevo regalo de la vida, de la luz del sol,
de los demás, de tener ante mí una nueva oportunidad de ser,
de sentirme elegido, llamado, enviado y acompañado una jornada más.

Señor Jesús,
tu Palabra de hoy me deja, además, una tarea importante.
No es una misión más,
es la única misión que nos encomendaste
para que la viviéramos en cuerpo y alma,
todo el tiempo, con todos,
gratuitamente: amar.

Señor Jesús,
amar. No nos has pedido más.
¿Cómo es posible que nos cueste tanto?
¿Cómo es posible que empleemos más tiempo en difamar,
murmurar, hacer daño, poner zancadillas, sospechar,
destruir, separar, menospreciar, insultar y odiar…
que en amar, simplemente amar?

Por eso hoy, Señor Jesús,
te pido que me hagas una persona que ame a los demás,
que esté por encima de circunstancias y de lo anecdótico,
que nada me detenga a la hora de hacer el bien
y de hacer que los otros se sientan amados.
Que me repita hoy una y otra vez a mí mismo
tus palabras “esto os mando: que os améis unos a otros”.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias