14 de mayo – “A vosotros os llamo amigos” (Jn 15, 9-17)


Señor, ¡qué detalle has tenido conmigo ¡Cuánto me quieres!
Hoy, una vez más,
al escuchar tu palabra,
siento lo afortunado que soy
al haber puesto tu mirada sobre mí,
al sentir que me acaricias cada día con tu presencia y tu ternura,
al ver que pese a mis infidelidades y olvidos
sigues confiando en mí.

Señor,
no te he elegido yo sino que has sido tú quien me ha elegido,
pero no para ser de la élite,
del grupito de importantes y distinguidos,
sino para ser amigo.
Señor, no me quieres esclavo ni siervo,
sino amigo.

Señor,
pero además no sólo me elegiste,
sino que me envias para ser buena nueva,
para testimoniar con la vida que sólo en ti reside la felicidad completa.
Y me envías para dar fruto
y me acompañas para que el fruto persevere en el tiempo.

Señor, ¡que detalle has tenido conmigo! ¡Cuánto me quieres!
Gracias, un día más,
por haberme pensado,
por haberme elegido,
por llevarme siempre contigo.
Gracias por tu amistad incondicional en el amor.

Señor, ¡que detalle has tenido conmigo!
Cuando me llamaste,
cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo.
Que así sea siempre.

oscar.alonso © oracionesdiarias