15 de enero – “Levántate, coge tu camilla y vete a tu casa” (Mc 2, 1-12)

Señor, Dios nuestro,
Dios de nuestros padres,
si es verdad que tú todo lo puedes
desde la misericordia,
sana cuanto en mi corazón
necesita ser curado, convertido, renovado.

Señor Jesús,
aquí me tienes
en la vera del camino
paralizado por mis miedos y mis cobardías,
por mis errores y mi pecado,
por mis egoísmos y falsedades,
por mis inseguridades y mi falta de fe:
tú que puedes, haz que me levante.

Señor Jesús,
quiero, necesito levantarme.
Necesito volver a casa,
reconocerme tal y como soy,
tal y como tú me quieres.
Gritar a los cuatro vientos
que tú has cambiado mi vida,
que tú te fijaste en mí
y me hiciste nuevo por amor.

Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias