15 de febrero: “El hombre miró: estaba curado y veía todo con claridad” (Mc 8,22-26)

Señor Jesús,
a tu paso todo recobra esperanza,
al contacto contigo despunta la vida,
desborda de posibilidades de mejora quien en ti se confía.

Señor Jesús,
a tu paso la gente recobraba la vista,
caminaba de nuevo,
olvidaba para siempre sus enfermedades,
hablaban sin parar del poder de la misericordia,
reconocían cuán grande es Dios.

Señor Jesús,
andamos como ciegos por la vida:
vemos lo que nos interesa,
miramos sólo lo más pegado a nosotros,
hemos perdido perspectiva,
vemos sin ver,
apreciamos algunas señales pero la tiniebla
del ruido, de la actividad, de las prisas,
del propio egoísmo, de la indiferencia,
del “y yo qué puedo hacer”… no nos deja ver.
Vivimos como aquel hombre del evangelio de hoy,
que veía sombras, bultos, manchas…
pero no logramos ver personas detrás de cada situación.

Te pedimos, Señor Jesús,
que nos encontremos contigo y que quedemos curados,
y que así podamos verlo todo con claridad.
Lo necesitamos.
Así sea

 oscar.alonso © oracionesdiarias