15 de marzo de 2017: “Mirad, estamos subiendo a Jerusalén…” (Mt 20,17-28)

Señor Jesús,
en este tiempo de cuaresma
que la Iglesia nos propone y nosotros recorremos,
nos viene bien que en esta segunda semana de cuaresma
nos recuerdes que estamos subiendo a Jerusalén,
que te acompañamos en este tramo
hacia lo que allí viviremos contigo.

Señor, subir a Jerusalén supone
hacernos cargo de la pasión, de la incomprensión,
de la injusticia, del juicio público, del sacrificio por todos…

Señor, subir a Jerusalén supone
cargar con la propia cruz,
conocer el peso de nuestras faltas y de las faltas de los demás,
recibir en primera persona tanto odio,
tanta sinrazón, tanta soledad…

Señor, subir a Jerusalén también supone
compartir contigo la última cena,
dejarnos lavar los pies contigo,
aprender a lavar los pies a los demás,
compartir el pan y el vino de la fiesta,
sabernos llamados y enviados a predicar la Buena Nueva,
sabernos comprometidos contigo hasta el final…

Por eso, Señor Jesús,
hoy te pedimos que “miremos”,
que nos hagamos cargo de lo que hay,
de cómo está la gente,
de las situaciones que nos rodean
y de que estamos subiendo a Jerusalén,
lugar de fiesta y de pasión,
de entrega y de compañía,
de envío y testimonio.
Así sea

 

oscar.alonso © oracionesdiarias