15 de marzo – «¿Quién eres tú?». “Yo soy” (Jn 8,21-30)

Dios nuestro, ¿quién eres tú?
¿Quién eres tú para mí? ¿Quién soy yo?
¿Quién soy yo ante ti?
Muchas preguntas se agolpan a las puertas de mi corazón
y la razón intenta dar respuesta a todas ellas…
pero muchas de esas respuestas
no me dejan satisfecho.

Dios nuestro, tú eres. Como decía San Francisco,
“Tú eres único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, tú eres grande,
tú eres altísimo,
tú eres rey omnipotente,
tú, Padre santo, rey del cielo y de la tierra.

Tú eres trino y uno, Señor Dios de dioses,
tú eres el bien, todo el bien, el sumo bien,
Señor Dios vivo y verdadero.

Tú eres amor, caridad;
tú eres sabiduría, tú eres humildad,
tú eres paciencia, tú eres belleza,
tú eres mansedumbre,
tú eres seguridad, tú eres quietud,
tú eres gozo,
tú eres nuestra esperanza y alegría,
tú eres justicia, tú eres templanza,
tú eres toda nuestra riqueza a satisfacción.

Tú eres belleza, tú eres mansedumbre;
tú eres protector,
tú eres custodio y defensor nuestro;
tú eres fortaleza, tú eres refrigerio.
Tú eres esperanza nuestra,
tú eres fe nuestra, tú eres caridad nuestra,
tú eres toda dulzura nuestra,
tú eres vida eterna nuestra:
Grande y admirable Señor, Dios omnipotente,
misericordioso Salvador”.

Dios nuestro, sé esto para mí.
Y que desde ahí viva.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias