15 de noviembre 2016: “Un hombre llamado Zaqueo trataba de ver quién era Jesús” (Lc 19,1-10)

Señor Jesús,
una jornada más también yo me levanto
para tratar de ver quién eres,
dónde estás, dónde encontrarte
en todo cuanto viva en el día de hoy.

Una jornada más, Señor Jesús,
intentaré descubrirte en las pequeñas cosas,
en los gestos, en las miradas,
en las sonrisas y en las lágrimas,
en los gritos y en el silencio,
en los éxitos y también en los fracasos.

Una jornada más,
Señor Jesús, trataré de ver quién eres
en el rostro de los hermanos,
en cada circunstancia a la que tenga que hacer frente,
en cada abrazo que dé
y en cada caricia que regale a quien la necesite.

Una jornada más, Señor Jesús, como Zaqueo,
me haré cargo de mi pequeñez
y de mis necesidades y pobrezas,
pero también de mi deseo de verte,
de tenerte cerca, de sentir que sin ti
mi vida no da fruto, ni da luz, ni germina.

Una jornada más, Señor Jesús,
trataré de ver quién eres.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias