18 de mayo: “Sígueme” (Jn 21,15-19)

Señor Jesús,
en medio de las vicisitudes de la vida,
a pesar de mis debilidades y excusas, de mis errores y pobrezas,
hoy nuevamente me dices mirándome a los ojos: ¡sígueme!

Señor Jesús, +
porque en el mundo y en mi entorno hay mucho que hacer,
muchos pies que lavar, muchas guerras que pacificar,
muchas heridas que sanar y muchas personas que salvar,
hoy nuevamente me dices mirándome a los ojos: ¡sígueme!

Señor Jesús,
aunque no le salgan las palabras,
aunque crea que no tengo capacidad para dedicarme a lo tuyo,
aunque sienta que me fallan las fuerzas y que mi corazón no puede amar más,
hoy nuevamente me dices mirándome a los ojos: ¡sígueme!

Señor Jesús,
porque quiero quererte más,
porque sé que contigo puedo con todo,
porque si me acompañas no hay nada que me dé miedo, ni angustia, ni vértigo,
hoy nuevamente me dices mirándome a los ojos: ¡sígueme!
Y yo te digo “aquí me tienes, cuenta conmigo”.
Así te lo pedimos.
Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias