16 de diciembre – “¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?” (Lc 7,19-23)

Señor,
en este tiempo de adviento,
esta pregunta se dirige
a lo más profundo de nuestro corazón
y a lo más nuclear de nuestro pensamiento:
¿Eres tú el que ha de venir,
o tenemos que esperar a otro?

A las puertas de la Navidad
es bueno que nos preguntemos esto
porque da sentido, ahonda y busca las raíces
de este tiempo de adviento
y del mismo tiempo de navidad que se acerca.
Sobre todo porque si no eres tú el que ha de venir,
¿para qué tanto villancico?
¿Para qué tanta compra?
¿Para qué tantas luces de colores?
¿Para qué tantos buenos deseos?

En la oración de esta mañana, Señor,
ponemos ante tu presencia nuestras esperas,
nuestros advientos personales y comunitarios,
nuestras ganas de que de verdad
vengas, nazcas, crezcas dentro de nosotros
y el mundo, una vez más,
tenga un motivo para ser y estar mejor,
para retomar la esperanza
y probar a ser más feliz y más alegre
de lo que nos tiene acostumbrados.

Señor, sabemos que eres tú el que ha de venir
y que no necesitamos esperar a nadie más.
¡Maranatha, ven Señor Jesús! Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias