16 de enero – “A ti te digo: Levántate, carga con tu camilla y márchate a tu casa” (Mc 2,1-12)

Señor, gracias.
Necesito que me animes, que me libres de mis cargas, que sabes mis heridas, que comprarlas conmigo mis cargas y mis cruces, que me liberes de todo cuanto me hace caer, desconfiar, tirar la toalla y pensar que es imposible estar mejor de como estoy.

Señor, gracias.
Necesito que te acerques a mi y me ayudes a descubrir quién soy, qué me habita, qué me mueve, qué razones tengo para seguir esperando, para vivir en plenitud, para saber qué es lo que quieres de mí en este momento de mi vida.

Señor, gracias.
Gracias porque sé que un día más estarás a mi lado, a tu modo, y me harás ponerme de pie, coger mi camilla y marcharme a casa a disfrutar de la vida.

Gracias, Señor, porque me quieres tal y como soy. Te deseo un feliz día. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias