16 de febrero de 2017: “Ponte detrás de mí” (Mc 8,27-33)

Señor Jesús, cuántas cosas y situaciones evoca este texto.
Tú nos llamas a ponernos en camino, prometes estar cerca nuestro, acompañar nuestros pasos, dejarnos tus huellas para que no nos perdamos, dejarnos palabras y gestos inequívocos… y nosotros, como Pedro, en algún momento nos creemos los protagonistas, el centro, los verdaderamente importantes, dejando a un lado el mensaje, la misión y al que nos envía.

Señor Jesús, no nos dejes caer en la tentación de considerarnos más que tú, más que nadie y de terminar confundiendo el mensaje con el mensajero, el Maestro con el discípulo, las tareas con la misión.

Señor Jesús, que siempre caminemos detrás tuyo, que seamos buenos discípulos tuyos, que nunca olvidemos que somos llamados, enviados y acompañados por ti al servicio del Reino, no para beneficio nuestro, ni para justificar nuestras pretensiones.

Señor Jesús, Maestro bueno, enséñanos el camino y acompaña nuestro caminar. Así sea

 oscar.alonso © oracionesdiarias