16 de marzo – “«Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos” (Jn 8,31-42)

Señor Jesús,
eso quiero, eso me gustaría,
eso necesito,
eso deseo desde lo más profundo del corazón:
permanecer en tu palabra,
conocerla en primera persona,
interiorizarla, vivirla,
proclamarla con mis acciones y gestos,
ser fiel a lo que en ella dices…

Pero, Señor Jesús,
permanecer en tu palabra es difícil.
Hay algunas palabras fáciles de cumplir
pero hay otras que me llevan
por la calle de la amargura:
qué difícil amar al enemigo,
perdonar siempre,
ser persona orante,
vivir comprometido por la justicia sin excusas,
celebrarte también en la adversidad…
cumplir tu voluntad.

Por eso hoy, Señor Jesús,
te pido que me hagas fiel a tu palabra,
que me hagas dócil a tu palabra,
que me hagas en verdad discípulo tuyo.
Así lo deseo.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias