18 de marzo: “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso” (Lc 6,36-38)

Señor Jesús, ante quien lo está pasando mal, misericordia.
Ante quien sabemos que se siente solo y abatido, misericordia.
Ante quien no es capaz de querer a los demás, misericordia.
Ante quien se siente atrapado en el fondo, misericordia.

Señor Jesús, ante quien necesita apoyo incondicional, misericordia.
Ante quien resulta indiferente para la mayoría, misericordia.
Ante los últimos, los desheredados y los sin nada, misericordia.
Ante quien se siente explotado y deprimido, misericordia.

Señor Jesús, ante aquellos que juzgan, misericordia.
Ante aquellos que condenan, misericordia.
Ante aquellos que no saben perdonar, misericordia.
Ante quienes de lo suyo no dan, misericordia.

Señor Jesús, ante aquellos que no ven más allá de su propio ombligo, misericordia.
Ante aquellos que pensamos que somos de los buenos, misericordia.
Ante los que desconocen el poder del amor incondicional, misericordia.
Ante aquellos que viven sin sentido, misericordia.

Señor Jesús, necesitamos tu misericordia.
Haz que la experimentemos y la practiquemos,
de modo que sobre nosotros viertan
una medida generosa, colmada, remecida, rebosante,
pues con la misericordia con la que vivamos así nos medirán.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias