18 de febrero: “¿Por qué esta generación reclama un signo?” (Mc 8,11-13)

Señor Jesús, comenzamos una nueva semana. Nos gustaría que nos acompañaras. Necesitamos tu presencia y saber que estás con nosotros llevando adelante iniciativas, proyectos, propuestas… ¡ya sabes! Todo eso que montamos para intentar transformar el mundo, un mundo que a veces no se pregunta nada y otras está lleno de preguntas y saturado de respuestas prefabricadas, preparadas para ser compradas y usadas.

Señor Jesús, en este mundo nuestro en el que hasta nuestro teléfono móvil nos escucha y sabe qué es lo que andamos buscando, nos hacemos muchas preguntas, reclamamos signos para creer… ¿será que sin pruebas no somos capaces de buscarte, de encontrarte y de vivir desde ti?

Señor Jesús, hasta tú te preguntas en el evangelio de hoy cómo es que esta generación reclama un signo. Quizás la desesperanza nos vence, nos puede el ver que todo sigue igual o peor, nos interroga una realidad que nos supera y a la que no somos capaces de dar respuesta. Y tu respuesta a nuestro reclamo nos deja perplejos: no va a ver más signos.

No será, Señor Jesús, que hemos de escrutar lo que vemos y oímos, la realidad que nos circunda y en la que vivimos para descubrir en ella esos signos que te exigimos. No será que nos estás hablando cada día por medio de las personas y los acontecimientos pero nosotros no somos capaces de verte en ellos.

Señor Jesús, te pedimos que nos des la capacidad para poder descubrir en la vida cotidiana signos de tu presencia y acompañamiento. Danos la fe necesaria para leer la realidad desde ti, desde la perspectiva de tu reino. Haznos, un día más, mujeres y hombres para los demás, respuesta a las preguntas de la gente, no tanto con palabras sino fundamentalmente con el testimonio de nuestra vida. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias