17 de enero: “Si quieres, puedes limpiarme” (Mc 1,40-45)

Señor Jesús, si quieres puedes limpiarme…
- de mis incoherencias cotidianas
- de mis miedos infundados
- de mis excusas y atajos para no embarrarme demasiado
- de mis debilidades y miserias,
de todo ello puedes limpiarme.

Señor Jesús, si quieres puedes limpiarme…
- de mis seguridades,
- de mis afirmaciones rotundas e imposibilitantes para otros,
- de mis negaciones constantes,
- de mi afán por tener siempre la respuesta a todas las preguntas,
de todo ello puedes limpiarme.

Señor Jesús, si quieres puedes limpiarme…
- de mi falta de confianza,
- de mis huidas hacia adelante,
- de mis egoísmos,
- de mis mentiras y omisiones,
de todo ello puedes limpiarme.

Señor Jesús, si quieres puedes limpiarme…
- de mi falta de compromiso,
- de mis rebajas a la hora de servir,
- de estar encantado de decir “yo soy así” para justificarme,
- de mi falta de hospitalidad y acogida,
de todo ello puedes limpiarme Señor Jesús.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias