11 de enero: “Se hablaba de él cada vez más” (Lc 5,12-16)

Señor Jesús, 
estas palabras del evangelio de hoy… 
¡están tan lejos de lo que vivimos! 
A mi alrededor cada vez se habla menos de ti, 
cada vez ponemos nuestra confianza en otras cosas, 
creemos en todo lo nuevo que aparece, 
queremos milagros a la carta, 
somos hijos e hijas del “ahora”, nos cuesta tanto creer sin ver, 
se lleva tan poco lo de mantenerse en camino, 
en búsqueda constante, 
lo de sacrificarse por los demás, 
lo de acoger y curar al que más lo necesita… 
las palabras del evangelio de hoy me duelen.

Señor Jesús, entonces me pregunto: 
¿Por qué hoy se habla de ti cada vez menos? 
¿Por qué a la gente tu figura ya ni les suena, 
ni les sugiere, ni les interpela? 
¿De qué Jesús hablamos los cristianos? 
¿Qué ven (o qué no ven) en nosotros 
para que de ti no se hable cada vez más?

Señor Jesús, 
necesitamos que nos ayudes. 
Necesitamos que nos enseñes a seguirte, a hablar de ti, 
a testimoniar con nuestra vida 
que tú eres el motor de nuestra vida. 
Necesitamos que sanes nuestra apatía, 
nuestra comodidad, nuestras incongruencias, 
nuestra falta de testimonio, 
nuestra vida creyente adormilada y entristecida. 
Necesitamos que seas la razón de nuestra alegría. 
Alienta nuestra fe. 
Fortalece nuestra esperanza. 
Acompaña nuestra caridad. 
Haz que nuestra vida hable cada vez más de ti. 
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno 
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias