9 de enero: “Ánimo, soy yo, no tengáis miedo” (Mc 6,45-52)

Señor Jesús, ¿dónde te veremos hoy? 
¿Dónde nos sorprenderá tu presencia? 
¿Dónde te buscaremos? 
¿Por dónde caminarás hoy para que te encontremos? 
¿En qué aguas nos encontrarás remando?
Señor Jesús 
¡hay tantas cosas que nos asustan y nos dan miedo! 
Nos asusta el clima de violencia 
y de tensión que hay por doquier. 
Nos da miedo todo aquello que desbarata nuestro orden, 
nuestra seguridad y nuestras seguridades. 
Nos asusta el diferente, 
sobre todo cuando el diferente es un sin techo, 
un sin voz, un sin dignidad… un invisible. 
Nos da miedo pensar que nos quedamos solos, 
incluso que ya no estás junto a nosotros 
en las travesías de la vida.

Señor Jesús, 
nos gustaría que nos salieras al paso 
y nos dijeras también a nosotros “ánimo, soy yo, no tengáis miedo”. 
Haz que estemos con todos los sentidos abiertos, 
atentos a lo que acontece, dispuestos. 
Que recordemos que te haces presente cada día en gestos y palabras, 
en rostros y rastros, en personas y situaciones concretas, 
cotidianas, casi inadvertidas por conocidas. 
Danos valor, fe, esperanza. 
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias