4 de diciembre: “¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis!” (Lc 10,21-24)

Señor Jesús,
¡Cuánta buena gente veo a mi alrededor!
¡Cuántos buenos padres!
¡Cuántas buenas madres!
¡Cuántos abuelos entregados!
¡Cuántas abuelas vueltas a nacer!

¡Cuántos maestros felices al ver
a sus alumnos comenzar a leer, a descubrir, a sumar!
¡Cuántos voluntarios que hacen de los demás
el motivo de su entrega generosa y sin medida!
¡Cuántos milagros cotidianos!
¡Cuánta bondad existe en el corazón de la gente! ¡Cuánta!

Señor Jesús,
¡Dichosos los ojos que ven lo que nosotros vemos cada día! ¡Dichosos!
¡Cuántos jóvenes solidarios!
¡Cuántos mayores manteniendo viva la esperanza!
¡Cuántos creyentes orando sin descanso!
¡Cuántos no creyentes trabajando por la justicia!
¡Cuántos enamorados compartiendo su alegría!
¡Cuántos indecisos apostando por el amor y el perdón!
¡Cuántos apasionados apasionando con su pasión!
¡Cuántas mujeres y hombres que viven dando vida!
¡Cuántos solitarios acompañando soledades!
¡Cuántos acompañados dando gracias por cada cosa cada día!

Señor Jesús,
¡Dichosos los ojos que ven
lo que nosotros vemos cada día! ¡Dichosos!
Así siga siendo. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias