20 de noviembre: “Caminaba delante de ellos, subiendo hacia Jerusalén” (Lc 19, 11-28)

Señor Jesús
¡qué bueno es sentir que tú caminas delante de nosotros,
que las huellas que dejas nos indican el camino a seguir,
que estás presente en todo cuanto acontece mientras caminamos!

Señor Jesús,
mi oración de hoy quiere ser de agradecimiento.
Siento que, como los siervos del evangelio de hoy,
he recibido de ti todo
y hoy necesito darte gracias por el trecho de camino ya andado,
por seguirte hacia Jerusalén,
por saberme querido de un modo realmente desmesurado y conmovedor.

Por eso hoy, Señor Jesús, te doy gracias…

– por la gente que he conocido en mi caminar.
– por los pastores que me han hecho abrir los ojos.
– por los momentos de dificultad que me han hecho crecer tanto.
– por tu Espíritu que desbarata todos mis planes y me acerca más a ti.
– por cada experiencia de acogida, de cercanía, de bendición con la gente.
– por cada oración, por cada celebración, por cada silencio colmado.
– por todos aquellos que me hablan de ti sin pronunciarte.
– por la cantidad de buenas noticias que seguirte genera en la vida de la gente.
– por los tropiezos, los errores y los momentos de incertidumbre.
– por tener siempre un camino que recorrer tras de ti.
– por saberme acompañado y querido y perdonado de un modo que no puedo explicar.
– por sentir profundamente que tú amas a los otros por medio mío.
– por poder compartir con otros lo que eres para mí
y saberme la persona más feliz del mundo a tu lado.
– por todo cuanto creo, vivo, experimento y anhelo…
¡Gracias, Señor Jesús!
Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias