15 de noviembre: “El reino de Dios no vendrá espectacularmente… porque el reino de Dios está dentro de vosotros” (Lc 17,20-25)

Señor Jesús,
vivir con sencillez,
abrazar con toda el alma,
apoyar con discreción,
orar por el otro,
comprometerse en causas justas…
eso indica que el reino de Dios está entre nosotros.

Señor Jesús,
escuchar sin prisas,
mirar con esperanza al horizonte,
soñar despiertos,
sembrar cada día,
dedicar tiempo a la contemplación,
querernos más,
perdonar olvidando,
celebrar la vida…
eso indica que el reino de Dios está entre nosotros.

Señor Jesús,
en lo pequeño descubrir toda la riqueza,
en el interior sentirnos habitados,
en el trabajo ser buenos compañeros,
en casa ser luz,
en la calle ser sal,
en la comunidad vivir en rebelde fidelidad…
eso indica que el reino de Dios está entre nosotros.

Señor Jesús,
en los momentos difíciles sentirnos sostenidos,
en la defensa de los últimos ser bienaventurados,
en la soledad del que lucha por la justicia sabernos en tu compañía,
en todo, para todos, con otros seguir construyendo…
eso indica que el reino de Dios está entre nosotros.

Señor Jesús, todo eso es signo del reino.
Que hoy lo vivamos.
Que a la noche podamos darte gracias
por haber experimentado eso de que el reino de Dios está entre nosotros.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias