14 de noviembre: “Y, mientras iban de camino, quedaron limpios” (Lc 17,11-19)

Señor Jesús,
qué lujo poder escuchar estas palabras tuyas hoy.
¡Cuándo nos daremos cuenta del inmenso don
que es sentir que nos piensas, nos eliges,
nos llamas y en el camino nos salvas!

Señor Jesús,
mientras iban de camino quedaron limpios…
al leer estas palabras tuyas nos preguntamos si vamos de camino,
si realmente somos discípulos enviados,
si verdaderamente nos sabemos itinerantes,
siempre tras tus huellas,
hacia ese horizonte llamado Reino.

Y, por otra parte, Señor Jesús,
hoy nos preguntamos de qué debemos quedar limpios,
de qué debemos ser salvados nosotros,
qué en nuestra vida necesita ser cambiado y renovado por ti.

Por eso en esta mañana y a lo largo del día
nos comprometemos a permanecer en algún momento ante tu presencia
y preguntarnos ante ti si estamos en camino
y si conocemos bien todo aquello que debe ser limpiado en nosotros.
Solo así podremos seguir caminando reconociéndonos necesitados de tu misericordia
y de tu ternura entrañables.
Sólo así podremos hablar a otros del camino tras de ti
y de lo que se experimenta cuando la fe es el motor de la propia vida.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias