13 de noviembre: “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer” (Lc 17,7-10)

Señor Jesús, ya nos conoces:
en no pocas ocasiones nos olvidamos
de que hemos sido llamados para servir,
para sostener, para fundamentar
y no para alardear, aparentar y estar siempre en boca de todo el mundo
por lo bien que hacemos las cosas.
Pero somos débiles y enseguida nos puede el sabernos importantes.

Señor Jesús,
somos muy proclives a pasarnos la vida redactando la propia “hoja de servicios”,
el currículo oculto que al final queremos que todo el mundo conozca.
En el fondo invertimos demasiado tiempo en hablar,
en contabilizar nuestros méritos religiosos,
como si la salvación fuese una especie
de conquista o de premio.

Señor Jesús y hoy tu palabra nos vuelve a recordar
que somos unos pobres siervos,
que hacemos lo que teníamos que hacer porque te hemos dicho sí,
porque nos hemos puesto a tu servicio,
porque estamos dispuestos a embarrarnos en lo que nos pidas.

Por eso, Señor Jesús, te decimos:
haznos sencillos de corazón,
muéstranos disponibles ante los demás,
humildes en el servicio y en el servir dóciles a tu voz.
Que no olvidemos que para venir a serlo todo,
no queramos ser algo en nada,
que para venir a tenerlo todo, no queramos tener algo en nada,
que para venir a saberlo todo, no queramos saber algo en nada.
Y que todo lo que nos alumbre sea la sed con la que te buscamos
y deseamos ser pobres siervos tuyos un día más.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias