5 de noviembre: “Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte” (Lc 14,12-14)

Señor Jesús,
buenos días. Feliz semana.
Tu Palabra es hoy para nosotros, una vez más,
una exhortación a la autenticidad, a la gratuidad y a la celebración.
En un mundo como en el que vivimos,
donde todo cuesta, donde te dan si das,
donde todo tiene un precio y donde hay demasiados excluidos,
¿cómo hacer vida estas palabras tuyas?

Señor Jesús,
nos gustaría ser desprendidos y generosos.
Nos gustaría no tener acepción de personas.
Nos gustaría tratar a todos por igual.
Nos gustaría atender siempre primero a los últimos.
Nos gustaría ser capaces de invitar a los primeros a servir.
Nos gustaría ser dichosos porque somos gratuitos.
Nos gustaría hacer cosas sabiendo que no pueden pagarnos por ellas.
Nos gustaría ser y vivir desapropiadamente.
Nos gustaría invitar a nuestra vida a los más pobres,
a los que tienen heridas,
a los que se cansaron de caminar
y a los que no ven.

Señor Jesús,
danos la fe, la esperanza y la caridad necesarias
para ser tal y como tú nos pides.
Para ser tú en medio del mundo.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias