29 de octubre: “Le impuso las manos, y en seguida se puso derecha” (Lc 13,10-17)

Señor Jesús, aquí me tienes.
Me gustaría que en este día mis manos bendijeran,
apoyasen, sostuvieran y levantaran a otros.
Me gustaría que hoy mis pies fuesen
hacia quien se sienta más necesitado
de una presencia amiga,
de alguien que les escuche sin prisas y no les juzgue.
Me gustaría que mis palabras, gestos y obras
restituyeran dignidad a los que la hayan perdido,
enderezasen a quien viviera encorvado
y diesen voz a los que sin voz viven.
Me gustaría ser buena noticia para los demás.
Me gustaría amar más y amar mejor a aquellos que sé que no me quieren.
Me gustaría sorprender a alguien con un regalo sencillo que no espera.
Me gustaría abrazar con todas mis fuerzas.
Me gustaría sonreír a todo el mundo y olvidar a cada segundo que es lunes.

Señor Jesús, me gustaría vivir este día sintonizando tus palabras
y siendo en medio de donde esté
motivo de verdadera alegría para los demás.
Así te lo pido. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias