25 de octubre: “¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz?” (Lc 12,49-53)

Señor Jesús,
a veces tus palabras nos suenan demasiado duras,
demasiado tajantes, demasiado exigentes.
¿Qué nos quiere decir tu Palabra hoy?
Estando todo como está parecería que nos invitas
a echar más leña al fuego,
a dar nuevos motivos a la ya de por sí deteriorada
sociedad en la que vivimos.

Sin embargo, Señor Jesús,
hoy tu palabra a lo que nos invita es a seguir cumpliendo
con la misión que tú nos confieres:
seguir siendo Buena Noticia en medio del mundo,
seguir siendo palabra, gesto, acción
que resucite aquello que vida verdadera necesita.

Señor Jesús,
hoy nos muestras y nos pides que es necesario
ser motivo de contradicción:
que seamos creyentes que con nuestro estilo de vida,
con nuestras palabras y con nuestro modo de situarnos ante la realidad,
denunciemos las injusticias, logremos llamar la atención
sobre las desigualdades,
apostemos por los más empobrecidos,
nos situemos al lado de las víctimas y de los sin derechos,
y seamos voz de los sin voz,
fuego que abrasa tanta incoherencia y tanta mediocridad.

Señor Jesús,
haznos discípulos despiertos, atrevidos, coherentes…
motivo de contradicción para una cultura en la que parece
que todos debemos pensar igual, vestir igual, actuar igual y creer en lo mismo.
Haznos presencia evangélica en medio del mundo.
Así te lo pedimos.
Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias