18 de septiembre: “No llores” (Lc 7,11-17)

Señor Jesús,
hoy llegan con fuerza y muy dentro tus palabras
y sentamos que nos susurras al oído:

Si nada de lo que programas y proyectas sale como tú deseas, no llores, yo estoy contigo.
Si las promesas y los compromisos de los demás contigo no se cumplen, no llores,
mi promesa es más grande que todas ellas juntas.
Si resulta que en quien más confiabas ya no puedes confiar, no llores,
yo creo en ti sin límites.
Si tu compromiso por la justicia te parece que no cambia nada
y que todo sigue igual o peor, no llores, sé que estás sembrando.
Si tu corazón necesita más vida, más libertad, más cariño, más alegría, no llores,
yo soy la razón de la verdadera vida, libertad, cariño y alegría.
Si descubres en ti mucho que convertir y poca actitud para ello, no llores,
yo estoy siempre contigo y sé de tus ritmos y de tus necesidades.

Señor Jesús,
gracias por tus palabras. Gracias por estar un día más a nuestro lado.
Acompaña nuestra jornada.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias