17 de diciembre – “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo” (Mt 1,1-17)

Señor,
hoy tu palabra nos presenta la genealogía de Jesús.
Y yo me pregunto,
¿qué tiene que ver eso conmigo?
¿Por qué leer es lista interminable de nombres?
Y de inmediato me doy cuenta
de que soy parte de esa genealogía del Pueblo de Dios,
de que mi historia es sólo parte
de la gran Historia de los hijos e hijas de Dios,
de que sin los otros
no soy nada de cuanto he sido, soy y seré.

Por eso hoy, Señor,
quiero poner en tu presencia a los otros,
a todos los que conforman mi genealogía particular:
a mis padres, a mis hermanos, a mis abuelos,
a mis tíos, a mis primos, a mis amigos,
a la gente que me quiere
y a la gente que más quiero.

Pero también pongo en tu presencia
a las personas que no conozco
y que en algún momento formarán parte de mi vida
por el motivo que sea.
A las personas que se desviven por los demás.
A las personas de buena voluntad.
A las personas que oran sin descanso por los otros.
A las personas que de las que nadie jamás se acuerda.
A las personas que necesitan cariño, ternura,
calor y algo de color para ver la vida de otro modo.

Señor,
soy parte de la genealogía de la vida,
de tu pueblo.
Haz que no se me olvide nunca.
Acompaña mi caminar. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias