17 de febrero – “¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís?” (Mc 8,14-21)

Señor, estoy de acuerdo contigo.
Voy por la vida sin ver ni oír,
pasan los días sin darme cuenta,
me cruzo con la gente y ni les miro a la cara
porque voy tan distraído en mis cosas
que todo lo demás es como si no existiera.
A veces veo pero no tengo tiempo de mirar,
de contemplar, de admirar.
A veces oigo pero lo de escuchar
¡me cuesta tanto!

Señor, en esta mañana
te pido que me des la capacidad necesaria para ver y oír,
para mirar y escuchar, para gustar internamente
todo lo que acontece a mi alrededor.
Que no sea un figurante o un espectador que pasaba por aquí,
sino que viva la vida sin perder de vista a los demás,
sin perderme nada de lo que pasa,
sin quedar afectado por las situaciones y las personas
con las que me cruzo a diario.

Señor, que mis ojos sirvan para ver y para verte
y que mis oídos sirvan para escuchar y para escucharte. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias