18 de noviembre 2016: “Mi casa será casa de oración” (Lc 19,45-48)

Señor,

una mañana más hago de mi casa,

de mi tiempo para el desayuno,

de mi leer la prensa,

de mi camino al trabajo,

de mi levantar a los niños…

de mi comienzo de jornada

una casa de oración.

 

Señor, háblame.

Dime por dónde caminar.

Cómo verte en los otros.

Enséñame a orar.

Dame fe para afrontar

cuanto venga con esperanza.

Hazme alegre.

 

Señor, desde mi vida,

hecha casa de oración,

buenos días.

Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias