18 de octubre: “La mies es abundante y los obreros pocos; rogad obreros y poneos en camino” (Lc 10,1-9)

Señor Jesús,
la mies es abundante y los obreros pocos:
así es, lo sentimos y experimentamos todos los días.
¡Hay tanto que sanar, tanto que dignificar, tanto que pacificar!
Pero somos pocos, a veces muy pocos
y nos sentimos solos y demasiado pobres
como para hacer frente a tanto como nos pides.

Señor Jesús,
que no nos venza el desánimo,
que no pueda con nosotros la sensación
de que si somos pocos obreros
no vamos a poder llevar adelante lo que nos pides.
Que oremos para que envíes obreros a tu mies,
para que el testimonio de nuestra vida
sea para otros motivo de cuestionamiento y de compromiso.

Señor Jesús,
que sepamos descubrir en cada hermano los talentos que en él hay,
los evidentes y los ocultos,
y hagamos todo lo posible por multiplicar esos talentos
mientras se ponen al servicio de los demás.
Que nada nos detenga,
que nos pongamos en camino confiando en ti,
haciendo memoria de tu vida y de tu modo de proceder.
Que allí donde estemos hoy sanemos y llevemos paz.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias