18 de septiembre – “Jesús iba caminando de ciudad en ciudad… predicando el Evangelio del reino” (Lc 8,1-3)

Señor Jesús,
ayúdame a no detenerme,
a no quedarme estancado,
a no parar si no es para dedicar tiempo
a mí mismo y a los otros.
Ayúdame a caminar y paso a paso
ir contándote
con mi vida, con mis gestos,
con mis palabras y acciones.

Señor Jesús,
ayúdame a tener tiempo para trabajar mi corazón,
para serenarme en tu presencia,
para dejar que tu Espíritu inunde mi vida
y la dé la vuelta cuando y como tú quieras.

Señor Jesús,
llévame a los otros,
envíame a sus vidas, a sus historias
y dame la fe necesaria para predicar tu Evangelio
desde la alegría de saberme Hijo tuyo,
discípulo enviado. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias