18 de septiembre – “Tu fe te ha salvado, vete en paz” (Lc 7,36-50)


Señor, gracias por recordarme una mañana más que la fe salva, restituye, acerca, hace feliz, sana y da paz.

Señor, gracias por invitarme una mañana más a no juzgar, a apreciar lo bueno y bello que hay en los otros.

Señor, gracias por insistir siempre en que sea yo mismo, en que intente ser la mejor versión de mí mismo, en que sea fiel a la verdad y a tu proyecto.

Señor, gracias por la fe que tengo, por la fe que busco, por la fe que necesito para convertir mi corazón y cambiar el mundo en el que vivo.

Señor, un día más gracias por renovar tu apuesta incondicional por mí. Por decirme con insistencia y cariño, sin condiciones ni cláusulas, que la fe salva y da paz.

Señor, un día más, gracias. Aquí me tienes. Amén

oscar.alonso©oracionesdiarias