19 de febrero – “Le impuso las manos y le preguntó: ¿Ves algo? El hombre miró: estaba curado y veía todo con claridad” (Mc 8,22-26)

Señor, hazme ver con claridad.
Dame ojos atentos para reconocerte
en todas partes, en todo, en todos.

Dame mirada limpia
para caminar por la vida
sin prejuicios, sin peros, sin excusas.

Dame vista transparente,
abierta a lo que venga, a lo que llegue,
a lo que toque en cada momento,
lo espero o no, lo desee o no.

Dame intuición, talento,
sabiduría y claridad de pensamiento.

Señor, hazme ver con claridad.
Que esté donde alguien necesite una mano amiga,
que esté donde alguien necesite ser escuchado y acompañado,
que esté donde alguien necesite
razones para la vida, para la alegría y la esperanza,
que esté donde alguien necesite verte con claridad.

Señor, hazme ver con claridad y con claridad verte,
reconocerte y seguirte. Amén