19 de mayo de 2017: “Soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca” (Jn 15,12-17)

Lo tuyo, Jesús, es increíble.
Cuanto te propones lo sacas adelante.
Y no de cualquier manera.
Eres capaz de elegirnos, destinarnos,
enviarnos para que demos fruto
y hacer que nuestro fruto permanezca en el tiempo.
Qué privilegio haberte conocido.
Qué gran responsabilidad
querer seguirte y conformar nuestra vida a la tuya.

Señor Jesús,
eres tú el que nos ha elegido:
que seamos capaces de no olvidar nunca
de que somos enviados no dueños,
de que somos dispensadores no amos,
de que somos siervos no terratenientes de tu viña.
Que te demos gracias por ser lo que somos contigo…

Señor Jesús,
nos has destinado, enviado, plantado
en medio del mundo,
no nos has escogido para el postureo,
ni para adornar, ni figurar,
ni para completar algo que estaba a medias:
nos has enviado con tu bendición
y con el poder de tu promesa…

Señor Jesús,
nos has enviado para dar fruto,
para que se note que Dios está en medio de la vida,
para que se conozca quién y cómo es Dios,
para que todos tengan motivos de fe y esperanza.
Nos has enviado a sembrar Buena Nueva…

Y como eres como eres, Señor Jesús,
te has propuesto no dejarnos jamás solos en esta misión:
tú haces que cuanto plantemos, crezca;
tú haces que cuanto prediquemos, sea escuchado;
tú haces que cuanto oramos, llegue al Padre.

Señor Jesús, qué más podemos pedirte.
Gracias por elegirnos, enviarnos, acompañarnos
y quedarte a nuestro lado cada mañana.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias