19 de mayo – “Ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo” (Jn 17,1-11a)

Padre bueno,
dicen que soñar es gratis,
y aunque yo no lo creo,
veo que la gente cuando habla de la vida eterna
imagina, fabula, sueña, desea e inventa escenarios imposibles,
casi inimaginables,
y hoy tu Palabra nos recuerda
que la vida eterna es conocerte a ti y a Jesucristo, tu enviado.

Por eso, Padre bueno,
en este día me gustaría pedirte en esta oración
que me des la fe y las fuerzas necesarias
para conocerte más,
para emplear más tiempo del que empleo en encontrarme contigo,
en hablarte frente a frente,
en confiarte lo que soy, siento, hago y tengo,
en susurrarte al oído que te necesito
porque ya no puedo vivir sin ti
y en levantar un poco la voz
cuando creo que no me escuchas
o que te has olvidado un poquito de mí.

Padre bueno,
que te conozca más a ti, único Dios verdadero,
que conozca más a tu Hijo, Jesucristo,
tu rostro y tu Palabra definitiva. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias