19 de noviembre – “Llamó a diez empleados suyos y les repartió diez onzas de oro, diciéndoles: negociad mientras vuelvo” (Lc 19, 11-28)

Señor ¡nos sentimos tan afortunados!
¡Tenemos tanto por lo que agradecerte cada mañana!
¡Nos has dado tantos dones a cada uno!
En esta mañana me gustaría agradecerte
todo cuanto haces en mi vida,
todo cuanto me inspiras,
todo cuanto me regalas,
todo cuanto me encomiendas.

Señor,
hoy siento también yo ese “negociad mientras vuelvo” y
sé que no siempre invierto mis talentos en lo que debo,
sé que no siempre estoy a la altura de las circunstancias,
sé que me cuesta ser coherente,
sé que a veces tengo la sensación de que el éxito de otros
amenaza mi comodidad y mi mediocridad.

Señor,
en esta mañana te pido
que cuentes conmigo,
que fortalezcas mi fe para que nunca piense
que cuanto soy y tengo proviene de mí, sino de ti,
para que no olvide que los dones y talentos que tengo, son tuyos.

Señor, haz que no olvide jamás
y que me repita a mí mismo
“que los dones son del Señor,
que los talentos son del Señor,
que al servicio del Señor los dones propios se multiplican
y generan riqueza compartida”. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias