20 de febrero – “Y vosotros, ¿quién decís que soy?” (Mc 8, 27-33)

Para mí, Señor,
eres proyecto, puerta, perdón,
paz, posibilidad, pregunta, propuesta.

Para mí, Señor,
eres alegría, anticipo, amigo, atención.

Para mí, Señor,
eres caricia, contacto, criterio,
camino, conversión.

Para mí, Señor,
eres regalo, resurrección, restauración,
rehabilitación, razón, ritmo, reto.

Para mí, Señor,
eres sensibilidad, sentido, saber,
sueño, solidaridad.

Para mí, Señor,
¡eres tanto y todo!

Gracias por preguntarme quien eres para mí.
Tu pregunta me obliga a repensarme,
a reinventarme, a convertirme
y a seguir caminando tras de ti.

No dejes que nunca olvide que tú
eres maestro, fuente y fin de cuanto soy, creo y hago.

Para mí, Señor,
¡eres tanto y todo!

oscar.alonso©oracionesdiarias