20 de octubre 2016: “He venido a prender fuego en el mundo” (Lc 12,49-53)

Señor Jesús,
estas palabras tuyas de hoy
siempre me causan un poco de vértigo y de miedo,
y siempre pienso qué dirán de ellas
los que no te sienten cerca, los alejados,
los que creen que eres un invento o el mejor negocio del mundo.
Qué dirán los que no creen
cuando te oigan hacer semejante anuncio.

Pero, Señor,
como se dice ahora “es lo que hay”.
El mensaje del Reino y el proyecto que lo hace posible
habla de romper radicalmente con ciertos estilos de vida,
con ciertos estilos de relaciones,
con ciertos estilos de supremacías,
con todos los modelos de explotación,
con todos los modelos de injusticia,
con todos los modelos que anulan
la dignidad y la libertad de las personas.

Señor Jesús,
tu proyecto de vida, el evangelio,
no es una especie de edulcorante
o de infusión tranquilizante de conciencias:
es revolucionario, es radical,
está pensado para cambiar el mundo y transformarlo
en un lugar parecido al Reino. Y eso es difícil.
Y eso o prende en medio de nuestra vida
o no tiene nada que ver contigo.

Señor,
abrumado por lo que comporta ser de ti,
vivir tu evangelio y comprometerme
con esa transformación que es urgente,
sólo te pido que me des la fe suficiente para verlo,
para creerlo y para seguir caminando.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias