20 de octubre: “Cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con su hipocresía” (Lc 12,1-7)

Señor Jesús,
se termina una semana de trabajo,
colmada de retos, de aciertos, de equivocaciones,
de intentos y de mucha vida.
Hemos intentado vivirla desde la verdad,
poniéndote en el centro de todo nuestro ser y hacer.
Nos hemos dejado la piel intentando ser justos,
ser ecuánimes, ser fieles y veraces. Hemos luchado,
con lo que tenemos, por la justicia y la igualdad.
Hemos hablado de la importancia de la unidad, del diálogo, de la paz.

Señor Jesús,
terminamos esta semana de trabajo
y vemos que el mundo está revuelto.
Parece que a los seres humanos
nos hace falta el jaleo y los problemas tanto como el aire para respirar.
Parece que sin conflictos, amenazas y desencuentros
no somos nosotros mismos.
Hoy tu Palabra nos avisa a los discípulos
del peligro de la hipocresía.

Señor Jesús,
haznos hombres y mujeres transparentes.
Valientes en la defensa de la verdad.
Atrevidos y sin miedo en el condenar la injusticia y la indiferencia.
Haznos verdaderos y veraces.
Haznos levadura buena,
de la que sube y hace magistral la masa.
Aparta de nosotros toda inclinación
a que se nos vea hacer las cosas,
al querer aparecer siempre en todos los sitios,
al vivir vidas que no son las nuestras.

Señor Jesús,
sé tú nuestro alimento y descanso.
Sé tú la razón de nuestra verdad.
Aleja de nosotros toda posibilidad de vivir hipócritamente.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias