5 de marzo: “En verdad os digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo” (Lc 4,24-30)

Señor Jesús, profetas,
necesitamos profetas,
en tierra propia y en tierra extraña.
Necesitamos profetas
que nos recuerden que los otros son sagrados.
Profetas que anuncien a tiempo y a destiempo
que el Reino está en medio de nosotros.
Profetas que no tengan miedo al miedo,
que no acallen su voz,
que griten que es posible un mundo nuevo.
Profetas que denuncien la injusticia.
Profetas que con su ejemplo
arrastren a otros a vivir con coherencia y autenticidad.
Profetas que se hagan presentes allí donde alguien necesite lo que necesite.
Profetas que te tengan a ti como modelo e inspiración.
Profetas con corazón, llenos de tu Espíritu,
despiertos y entusiasmados.

Señor Jesús, profetas, necesitamos profetas.
Aunque sepamos que ninguno de ellos será aceptado en su tierra.
Que hoy seamos profetas allí donde estemos.
Estate cerca.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias